Facebook Twitter Google +1     Admin

CULTURA Y SOCIEDAD

CULTURA Y SOCIEDAD

SARA E. VARGAS HAYA

¿QUE ES CULTURA?

 Existen una variedad de definiciones de cultura, en la obra de Alfred Kroeber( Culture: a critical review of Concepts and definicions 1959) se reunió 161 definiciones.  Aquí te presentamos algunas para analizarlas y compararlas de acuerdo a tus experiencias y teniendo como base la realidad peruana:

Cultura es el conjunto complejo que incluye el conocimiento, las creencias, el arte, la moral, la ley, la costumbre y otras capacidades y hábitos adquiridos por el ser humano como un miembro de la sociedad.  Taylor Edward 1990

Una cultura es un conjunto de formas y modos adquiridos de concebir el mundo, de pensar, de hablar, de expresarse, percibir, comportarse, organizarse socialmente, comunicarse, sentir y valorarse a uno mismo, en cuanto individuo y en cuanto grupo. Heise, M., Tubino, F y Ardito,W. 2000

Cultura es el sistema de creencias, valores, costumbres, conductas y artefactos compartidos, que los miembros de una sociedad usan en interacción entre ellos mismos y con su mundo, y que son transmitidos de generación en generación a través del aprendizaje. Plog  y Bates. 1980

La cultura es la forma particular de vida de una sociedad, se expresa a través de las creencias, normas y los valores compartidos por todos sus miembros. Las pautas culturales se hacen visibles en las instituciones que organizan la vida del grupo (familia, escuela, medios de comunicación etc.). Santillana 2008

La Cultura es el conjunto de rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos, que caracterizan una sociedad o grupo social. Ello engloba, además de las artes y las letras los modos de vida, los derechos fundamentales del ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias. UNESCO

ACTIVIDAD

       Luego de analizar las definiciones presentadas, compáralas con las que tu haz investigado y en equipo elabora una definición luego de haber debatido con tus compañeras/os

       Responde en tu cuaderno las siguientes preguntas:

       ¿Qué es cultura?

       ¿Cuáles son las características de la cultura?

       ¿En que consiste el proceso de socialización?

 

CARACTERISTICAS

*     La cultura no puede definirse como parte de la naturaleza humana. Se diferencia de la naturaleza porque es una creación de los propios seres humanos reunidos en una comunidad. Cuando nacemos, llegamos a un mundo organizado por diversas pautas, modelos o normas culturales que heredamos de las generaciones anteriores. Si bien la cultura es una creación que suma aportes de cada ser humano, todos nacemos en una cultura que ya ha sido creada por otras personas. A medida que crecemos, vamos aprendiendo (en la familia, la escuela) los valores, las creencias y las normas de nuestra sociedad  (PROCESO DE SOCIALIZACION).

*     La cultura es aprendizaje, se aprende y se transmite.

*     La cultura da sentido a la realidad, se la percibe desde los propios esquemas.

*     Es transmitida y comunicada mediante símbolos, en especial el lenguaje.

*     Es un todo integrado, un sistema que tiene numerosos elementos, instituciones, normas que cobran pleno sentido en su contexto cultural.

*     Se comparte y vive diferencialmente la pertenencia a un mismo estado

*     Es un dispositivo de adaptación, se enriquecen con el cambio que resulta de un proceso de adaptación ante nuevas situaciones.

*     No existe una sola cultura humana, sino que distintas sociedades tienen valores, normas y creencias diferentes.

*     La cultura es dinámica, es decir que no esta formada conformada por un conjunto de reglas fijas, sino por pautas que las mismas personas pueden modificar.

Sociedad y diversidad cultural

Toda cultura es básicamente pluricultural. Es decir, se ha ido formando, y se sigue formando, a partir de los contactos entre distintas comunidades de vidas que aportan sus modos de pensar, sentir y actuar. Evidentemente los intercambios culturales no tendrán todos las mismas características y efectos. Pero es a partir de estos contactos que se produce el mestizaje cultural, la hibridación cultural.

        Una cultura  evoluciona  a través del contacto con otras culturas. Pero los contactos entre culturas pueden tener características muy diversas. En la actualidad se apuesta por la interculturalidad que supone una relación respetuosa entre culturas.

        No hay culturas mejores y ni peores. Evidentemente cada cultura puede tener formas de pensar, sentir y actuar en las que determinados grupos se encuentren en una situación de discriminación. Pero si aceptamos que no hay una jerarquía entre las culturas estaremos postulando el principio ético que considera que todas las culturas son igualmente dignas y merecedoras de respeto. Esto significa, también, que la única forma de comprender correctamente a las culturas es interpretar sus manifestaciones de acuerdo con sus propios criterios culturales. Aunque esto no debe suponer eliminar nuestro juicio crítico, pero si que supone inicialmente dejarlo en suspenso hasta que no hayamos entendido la complejidad simbólica de muchas de las prácticas culturales.

        Dentro de una misma sociedad se manifiestan pautas culturales diferentes entre los distintos grupos que la componen. Estas diferencias muchas veces son reforzadas por factores como la edad, sexo, reza, religión, lengua materna, orientación sexual.

        Por encima de estas diferencias debemos construir un proyecto común de convivencia democrática, donde oportunidades, derechos y deberes sean iguales para todos/as. El  Estado peruano reconoce el carácter plural de nuestra identidad nacional.

MANIFESTACIONES CULTURALES DE LA LOCALIDAD, LA PROVINCIA Y LA REGION

  ACTIVIDADES:

       Utiliza el buscador para investigar acerca de las principales manifestaciones culturales de tu localidad, provincia y región.

       Consulta el blog de la profesora: http://saraemiliavargashaya.blogia.com

http://vargassoc.blogspot.com

       Elabora una monografía y lo expones en un panel informativo. Esto más adelante lo puedes complementar con la visita guiada a un espacio cultural seleccionado por el aula.

       Observa el documento 1 y lee el documento3 pág. 219  de tu texto y responde:

       ¿Qué cambios en las costumbres puedes notar en las imágenes?

       ¿Qué costumbres  antiguas han sido reemplazadas o ya no se practican en la actualidad? ¿Por qué crees que cambiaron o desaparecieron?

       Identifica y menciona cuales son las principales tradiciones culturales de tu localidad, provincia, región? Menciona las festividades, danzas y costumbres que las representan?

       Formula alternativas de solución que permitan difundir entre los jóvenes y jovencitas de tu edad las manifestaciones culturales regionales para preservarlas.

PATRIMONIO CULTURAL. VALORACION, CONSERVACION Y DEFENSA

La legislación peruana contempla en la Normatividad la defensa y conservación de nuestro patrimonio cultural

PERÚ
Artículo 21.- Los yacimientos y restos arqueológicos, construcciones, monumentos, lugares, documentos bibliográficos y de archivo, objetos artísticos y testimonios de valor histórico, expresamente declarados bienes culturales, y provisionalmente los que se presumen como tales, son patrimonio cultural de la Nación, independientemente de su condición de propiedad privada y pública. Están protegidos por el Estado. La ley garantiza la propiedad de dicho patrimonio.

       Fomenta conforme a ley, la participación privada en la conservación, restauración exhibición y difusión del mismo, así como se restitución al país cuando hubiere sido ilegalmente traslado fuera del territorio nacional.

¿QUE ES EL PATRIMONIO CULTURAL?

Cuando hablamos de patrimonio nos referimos a la herencia de bienes materiales e inmateriales que nuestros padres y antepasados nos han dejado a lo largo de la historia. Se trata de bienes que nos ayudan a forjarnos una identidad como nación y que nos permiten saber quiénes somos y de dónde venimos, logrando así un mejor desarrollo como personas dentro de la sociedad.

      Todas las personas formamos parte de una familia pero somos, al mismo tiempo, integrantes de una comunidad, de una región, de un país. De la misma manera en que heredamos bienes materiales y tradiciones familiares, recibimos también el legado de la cultura que caracteriza a la sociedad donde crecemos y nos desarrollamos. Estas expresiones distintivas que tenemos en común como la lengua, la religión, las costumbres, los valores, la creatividad, la historia, la danza o la música son manifestaciones culturales que nos permiten identificarnos entre nosotros y sentir que somos parte de una comunidad determinada y no de otra. Esta herencia colectiva es el patrimonio cultural.

Categorías del Patrimonio Cultural

El patrimonio cultural del Perú está constituido por todos los bienes materiales e inmateriales que, por su valor histórico, arqueológico, artístico, arquitectónico, paleontológico, etnológico, documental, bibliográfico, científico o técnico tienen una importancia relevante para la identidad y permanencia de la nación a través del tiempo. Es por todo esto que dichos bienes requieren de una protección y defensa especiales, de manera que puedan ser disfrutados, valorados y aprovechados adecuadamente por todos los ciudadanos y transmitidos de la mejor manera posible a nuestras futuras generaciones.

             Nuestro patrimonio cultural es muy vasto y diverso; protegerlo es deber y derecho de todos. Sin embargo, para asegurar su conservación es indispensable la participación de especialistas en diversos ámbitos. Buscando facilitar su estudio y conservación, se ha dividido el patrimonio cultural en diferentes categorías:

       Patrimonio material inmueble: se refiere a los bienes culturales que no pueden trasladarse y abarca tanto los sitios arqueológicos (huacas, cementerios, templos, cuevas, andenes) como las edificaciones coloniales y republicanas.

       Patrimonio material mueble: incluye todos los bienes culturales que pueden trasladarse de un lugar a otro, es decir, objetos como pinturas, cerámicas, orfebrería, mobiliario, esculturas, monedas, libros, documentos y textiles, entre otros.

       Dependiendo de la época en que fue creado, el patrimonio mueble como inmueble se divide en dos grandes categorías: patrimonio arqueológico, que son básicamente los bienes culturales provenientes de la época prehispánica; y patrimonio histórico, que son aquellos fechados a partir de la llegada de los españoles.

       Patrimonio inmaterial: se refiere a lo que llamamos cultura viva, como lo es el folclor, la medicina tradicional, el arte popular, las leyendas, la cocina típica, las ceremonias y costumbres, etc. Se trata de los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas, asociados a los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son propios, que son transmitidos de generación en generación, a menudo a viva voz o a través de demostraciones prácticas.

       Patrimonio cultural subacuático: son todos los vestigios de la existencia humana con carácter cultural, histórico y arqueológico, que han estado total o parcialmente sumergidos en el agua, en forma periódica o continua, por lo menos durante 100 años.

       Patrimonio industrial: se refiere a todos los bienes inmuebles y muebles adquiridos o producidos por una sociedad en relación a sus actividades industriales de adquisición, producción o transformación; a todos los productos generados a partir de estas actividades, y al material documental relacionado.

       Patrimonio documental: como lo indica su nombre, se refiere básicamente a la documentación que se conserva en archivos e instituciones similares. El patrimonio bibliográfico, a su vez, se refiere a los libros, periódicos, revistas y otro material impreso, guardados principalmente en bibliotecas. Aunque en el sentido más estricto de la palabra se refiere a documentos y textos impresos sobre papel, con la nueva tecnología también consideramos como documentos las grabaciones, medios digitales, audiovisuales y otros.

 Nuestra participación y nuestra opinión para la protección del patrimonio cultural son importantes porque, en muchos casos, conocemos los problemas de cerca o estamos en el lugar de los hechos, de modo que la institución encargada puede beneficiarse con nuestros consejos y experiencias. Proteger nuestro patrimonio cultural no es tarea exclusiva del Estado ni del Instituto Nacional de Cultura, ni de cualquier otra entidad pública; es también responsabilidad de cada uno de nosotros.

El Estado solo no puede supervisar, vigilar, defender y promover porque sus recursos y su personal no son suficientes. No olvidemos que nuestro patrimonio cultural, compuesto por museos, sitios arqueológicos, monumentos, iglesias, casonas, edificios históricos, huacos, pinturas, esculturas, vestimentas, fotografías, monedas, libros, música, danzas, etc., está distribuido por todo el territorio. Sería imposible, pues, pretender que el Estado realice una labor de conservación, preservación y vigilancia efectiva sin contar con apoyo.

En realidad, se trata de establecer un proceso participativo entre el Estado y la comunidad para la protección y defensa del patrimonio cultural, es decir, involucrar a la población local, que conoce los problemas y las situaciones relacionadas con su propio patrimonio cultural y que puede, además, participar para modificar o mejorar determinados casos.

¿Cómo podemos participar en el conocimiento, valoración, promoción, difusión, conservación, protección y defensa del patrimonio cultural de nuestra propia comunidad?

Existen diversas maneras de hacerlo:

       La toma de conciencia,

       La denuncia,

       La consulta,

       La acción.

Toma de conciencia

Todos los ciudadanos debemos tomar conciencia acerca del valor que tiene el patrimonio cultural para la comunidad. Debemos entender que se trata de nuestra herencia cultural y que, como tal, forma parte de nuestra identidad nacional, regional y local y que, además, es vital para poder conocer nuestro pasado, saber cuáles son nuestras raíces y cómo podemos aprovechar lo que tenemos proponiendo diversos proyectos de desarrollo.

D
ebemos tener presente que el patrimonio cultural es frágil y no renovable; que su valor como tal va más allá de lo económico; y que bien utilizado puede traer progreso para la comunidad.

LA DENUNCIA

Es la manera más sencilla de participación ciudadana para proteger nuestro patrimonio cultural, pero la que menos practicamos por temor a represalias o por simple desinterés.

H
acemos una denuncia cuando comunicamos, a la institución cultural responsable, a la policía o al serenazgo, situaciones o hechos que afectan y/o dañan nuestro patrimonio cultural.

L
os siguientes hechos son ejemplos de daños al patrimonio cultural y que por lo tanto, debemos denunciar:

       Si un sitio arqueológico ha sido maltratado, está descuidado, vemos que la gente se lleva piedras u otros objetos del lugar, o si notamos la presencia de sujetos extraños en la zona.

       Si en la iglesia del pueblo nos damos con la sorpresa de que uno de los santos del altar ya no está, o que falta alguna imagen sagrada en uno de los nichos, avisamos de inmediato al párroco, al ecónomo, al catequista o al vigilante.

       Si vivimos cerca de un lugar en el que se guardan bienes culturales y sentimos un ruido sospechoso o percibimos demasiado movimiento, debemos llamar a la policía porque pueden estar robando el museo, el centro cultural o la iglesia de nuestra localidad.

       Si dejamos pasar la oportunidad de denunciar actos sospechosos, las autoridades correspondientes no podrán realizar acciones ni encontrar a los responsables de los delitos y quizás nunca se puedan recuperar los bienes culturales extraídos.

Denunciemos a los huaqueros, a los ladrones de iglesias, a los vendedores informales de huacos, a los invasores de sitios arqueológicos y cualquier ejecución de acciones que pueda afectar a los centros históricos de las ciudades.

La consulta

Además de la denuncia, podemos realizar consultas y formular preguntas vinculadas al patrimonio cultural de nuestra comunidad porque nos interesa, nos preocupa o, simplemente, por curiosidad. Por necesidad de saber algo más sobre nuestro patrimonio cultural.

L
os siguientes son algunos ejemplos de consulta:

        Si vivimos en una casona histórica y notamos que una de las paredes tiene grietas, podemos preguntar a los profesionales que trabajan en el INC de nuestra localidad cómo hacer para evitar que estas grietas se expandan o se repitan en otras paredes de la casa.

       También podemos acudir al INC de la región y preguntar a las personas encargadas si cuentan con material educativo sobre el patrimonio cultural de la zona.

       Podemos presentar al INC de nuestra localidad un proyecto para mejorar el cuidado del sitio arqueológico del pueblo en el que vivimos.

Recordemos que la autoridad cultural está a nuestro servicio, que puede ayudarnos a encontrar la solución o hallar el problema que afecta al patrimonio cultural de nuestra comunidad y que juntos podemos resolver mejor las diversas situaciones.

La acción

Mediante nuestra acción rápida, directa y decidida podemos participar en la conservación y defensa de nuestro patrimonio cultural. Podemos realizar las siguientes acciones:

       Tomar parte en una jornada de recojo de basura en un sitio arqueológico de la comunidad.

       Orientar al público en un museo.

       Apoyar las labores de inventario y registro del INC de la localidad.

Respetar siempre las normas y señales para la buena conservación de nuestro patrimonio: no trepar a los muros arqueológicos para evitar cualquier daño posible; no recoger material arqueológico para formar museos escolares o para colecciones particulares; no poner el dedo en las pinturas; no tirar basura en los monumentos; no tomar fotografías con flash a las obras de arte; respetar los senderos peatonales durante la visita a sitios arqueológicos; etc. Evitar las acciones negativas también es una forma de participación ciudadana.

27/03/2009 03:59 saraemiliavargashaya Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris